Usuarios de Servicios de Salud (derechos)

DERECHOS DE LAS PERSONAS USUARIAS DE LOS SERVICIOS DE SALUD

1.       DERECHO AL ACCESO A LOS SERVICIOS DE SALUD

A recibir atención de emergencia médica, quirúrgica y psiquiátrica en cualquier establecimiento de salud público o privado, sin condicionamiento a la presentación de documento alguno.

A elegir libremente al médico o el establecimiento de salud según disponibilidad y estructura de éste, con excepción de los servicios de emergencia.

A recibir atención de los médicos con libertad para realizar juicios clínicos.

A solicitar la opinión de otro médico, distinto a los que la institución ofrece, en cualquier momento o etapa de su atención o tratamiento, sin que afecte el presupuesto de la institución, bajo responsabilidad del usuario y con conocimiento de su médico tratante.

A obtener servicios, medicamentos y productos sanitarios adecuados y necesarios para prevenir, promover, conservar o  restablecer su salud, según lo requiera la salud del usuario, garantizando su acceso en forma oportuna y equitativa.

 

2.       DERECHO AL ACCESO A LOS SERVICIOS DE SALUD

A ser informado adecuada y oportunamente de los derechos que tiene en su calidad de paciente y de cómo ejercerlos, tomando en consideración su idioma, cultura y circunstancias particulares.

A conocer el nombre del médico responsable de su tratamiento, así como el de las personas a cargo de la realización de los procedimientos clínicos.

A recibir información necesaria y suficiente, con amabilidad y respeto, sobre las condiciones para el uso de los servicios de salud, previo a recibir la atención.

A recibir información necesaria y suficiente de las razones que justifican su traslado dentro o fuera del establecimiento de salud,  asi como otorgar o negar  su consentimiento, salvo razón justificada del responsable de la Institución Prestadora de Salud.

A tener acceso al conocimiento preciso y oportuno de las normas, reglamentos y condiciones administrativas vinculadas a su atención.

A recibir en términos comprensibles información completa, oportuna y continuada sobre su enfermedad, incluyendo el diagnóstico, pronóstico y alternativas de tratamiento; así como sobre los riesgos, contraindicaciones, precauciones y advertencias de las intervenciones, tratamientos y medicamentos que se prescriban y administren. Tiene derecho a recibir información de sus necesidades de atención y tratamiento al ser dado de alta.

A decidir su retiro voluntario de la Institución Prestadora de Salud expresando esta decisión a su médico tratante.

A negarse a recibir o continuar un tratamiento.

Derecho a ser informado sobre la condición experimental de productos o procedimientos, asi como de sus riesgos y efectos secundarios.

3.       DERECHO A LA ATENCION Y RECUPERACION DE  LA SALUD

A ser atendido por personal de la salud autorizados por la normativa vigente.

A ser atendido con pleno respeto a su dignidad e intimidad, buen trato y sin discriminación.

A recibir tratamientos científicamente comprobados o con reacciones adversas y efectos colaterales advertidos.

A su seguridad personal , a no ser perturbado o expuesto al peligro por personas ajenas a la la Institución Prestadora de Salud.

A autorizar la presencia de terceros en el examen medico o cirugía, previa conformidad del medico tratante.

Al respecto del proceso natural de su muerte como consecuencia del estado terminal de la enfermedad.

4.       DERECHO AL CONSENTIMIENTO INFORMADO

Derecho a acceder a una copia de la historia clínica.

Al carácter reservado de la información contenida en su historia clínica.

·         Cuando se trate de pruebas riesgosas, intervenciones quirúrgicas, anticoncepción quirúrgica  o procedimientos que puedan afectar su integridad, salvo caso de emergencia.

·         Cuando se trate de exploración, tratamiento o exhibición de imágenes con fines docentes.

·         Antes de ser incluido en un estudio de investigación científica.

·         Cuando reciba la aplicación de productos o procedimientos en investigación-

·         Cuando haya tomado la decisión de negarse a recibir continuar el tratamiento, salvo cuando se ponga en riesgo su vida o la salud pública.

·         Cuando el paciente reciba cuidados paliativos.